Una casa no siempre es un hogar

Sinhogarismo, según Albert Sales, activista e investigador en la lucha contra la pobreza y las desigualdades, no solo es el colectivo de personas que duermen en la calle, sino que hay mucho más detrás y, muchas más personas afectadas, hay una parte importante invisible. Por ejemplo, sin hogar es vivir en chabolas o deber ir de techo en techo.

Las personas sin hogar, como la misma palabra dice, son aquellas que tienen problemas de acceso a un hogar. No tienen un espacio físico donde establecer sus relaciones sociales, es decir, un lugar donde poder sentirse seguro física y jurídicamente.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

WordPress Lightbox Plugin
Ir arriba