San Juan de Dios capta más de 275.000 euros con su campaña ‘Las Caras de la Vulnerabilidad’

Imagen de la campaña 'Las Caras de la Vulnerabilidad' de San Juan de Dios

Un año después del inicio de la pandemia, la Obra Social de San Juan de Dios capta 278.188 euros que han beneficiado a personas en situación vulnerable, poniendo la solidaridad en el centro de la vida y visibilizando realidades y colectivos silenciados. ¡MUCHAS GRACIAS por ayudarnos a conseguirlo!

La crisis sanitaria, social y económica que ha desencadenado la COVID-19 ha puesto en evidencia la fragilidad humana recordándonos a todos y todas que somos vulnerables pero, sobre todo, poniendo de manifiesto la doble fragilidad de las personas que ya vivían una situación de dificultad.

A lo largo de este año San Juan de Dios ha hecho lo que siempre hace: cuidar y acompañar a quién más lo necesita con la hospitalidad y la solidaridad como valores fundamentales. Con la complicidad de socios y socias, donantes, empresas y entidades se ha podido ayudar a todas las personas que atendemos paliando los efectos de la pandemia. Así, cubrir las primeras necesidades, asegurar material sanitario y de protección para los profesionales, velar por el bienestar emocional, apostar por la investigación biomédica y volver a empezar en una nueva normalidad han sido los 4 pilares a los cuales hemos destinado todas las ayudas económicas y donaciones en especie que hemos recibido gracias a la solidaridad de todos y todas. Después de un año de poner en marcha la campaña ‘Las Caras de la Vulnerabilidad’ la Obra Social de San Juan de Dios ha conseguido captar 278.188 euros que han servido para ayudar a quién más lo necesitaba cuando más lo ha necesitado.

Las personas que atendemos a SJD viven realidades muy diversas: personas en situación de dependencia, personas mayores, personas con problemas de salud mental, personas en situación de sin hogar o personas migradas, entre otras. Detrás estos colectivos hay personas y todas ellas viven situaciones de vulnerabilidad y es por ellas que hemos unido esfuerzos y recursos poniendo de manifiesto, también, las caras de la solidaridad y es que si algo nos ha enseñado esta crisis es que la solidaridad es más necesaria que nunca.

Un camino lleno de complicidades

Tejer solidaridad y avanzar en el camino de construir un mundo mejor poniendo el cuidado en el centro es imposible conseguirlo sola. Es por eso que en la Obra Social de San Juan de Dios caminamos con una red de personas, empresas y entidades que hacen cada día posible que la solidaridad llegue más lejos. Hemos recibido cerca de 50.000 euros en donaciones particulares e iniciativas de terceros y más de unas sesenta empresas han colaborado haciendo aportaciones económicas y en especie, que han servido para ayudar a quién más lo necesitaba cuando estaba más vulnerable.

Cuando no había material quirúrgico, surgieron muchas iniciativas que hicieron que en nuestros centros pudieran contar con mascarillas, guantes y equipos de protección individual. Cuando el aislamiento era una realidad, las donaciones de ordenadores y tabletas digitales sirvieron para conectar emociones y hacer que la soledad fuera menos dura. Cuando había personas que no podían garantizar sus necesidades básicas de alimentación e higiene, muchas empresas actuaron rápidamente para combatir esta emergencia social. Igualmente, otros han dado un impulso económico que ha permitido seguir haciendo pasos en investigación, todavía vigente, para luchar contra la crisis con la mirada puesta en el el futuro.

“Las videollamadas han sido muy provechosas porque han posibilitado, a pesar de las limitaciones,  las reuniones familiares con las personas ingresadas. Es lo más cerca que han podido estar de su familia, les ha animado para sobrellevar la situación porque vivían con la esperanza de que cada día fuera un día menos», explica Laura Fernández, coordinadora Hospital de Día de SJD Serveis Sociosanitaris d’Esplugues, sobre el programa ‘Conecta Emociones’.

Queremos agradecer el apoyo a todas las empresas que nos han ayudado, particulares, socios y socias, entidades, donantes y voluntariado. Si algo hemos aprendido de esta crisis es que solo la solidaridad en red nos puede hacer llegar más lejos.

En este sentido, así lo afirmaba Ignacio Escudero, director general de Aigües de Barcelona: “Es el momento de unir esfuerzos y trabajar juntos. Por eso, buscamos acuerdos que permitan mejorar la calidad de vida de las personas y poner las bases para un futuro más sostenible. Estamos convencidos que solo con la colaboración de todos los implicados conseguiremos superar estos momentos tan complejos”.

Son muchas más las iniciativas solidarias que nos han dado apoyo y recursos en este camino: la Fundación Donamus, Armats amb Roses, Stay Air Hombre, y Bombers amb Causa nos han acompañado haciendo de sus acciones una oportunidad para mejorar la vida de muchas personas.

Una campaña con reconocimiento

En San Juan de Dios ponemos la solidaridad y el cuidado en el centro y es por eso que desde el inicio de la pandemia la institución y todos los centros SJD que la forman unieron esfuerzos para estar allí donde más se nos necesitaba. A lo largo de todo este tiempo hemos acompañado y ayudado a personas que han recibido los efectos de la COVID-19 y hemos sido altavoz de de sus realidades sociales y vulnerabilidad. En reconocimiento a esta tarea, hemos recibido el Premio Talent Cambra Acción Solidaria por la campaña de ‘Las Caras de La Vulnerabilidad’.

«Solo una sociedad que sabe cuidar es una sociedad sana, y por eso desde San Juan de Dios vivimos esta crisis con conciencia y responsabilidad pero, sobre todo, como una oportunidad para la sociedad de reaprender a cuidarnos», afirmaba Oriol Bota, director de la Obra Social de San Juan de Dios, al recibir el premio.

Te seguimos necesitando

Un año después de que el mundo se haya dado la vuelta, seguimos adaptándonos a contrarreloj a la nueva situación, y por eso te seguimos necesitando. Doce meses más tarde y con la esperanza puesta en la nueva vacuna, el futuro que deja la COVID-19 es una crisis social y económica sin precedentes. Una crisis dónde, nuevamente, las personas en situación de más vulnerabilidad siguen estando desprotegidas. Es nuestro deber y nuestra responsabilidad ayudar a quién más lo necesita, y queremos seguir contando contigo para ser altavoz de estas realidades y acompañarnos en un camino donde la solidaridad siempre sea motor de cambio. En San Juan de Dios tenéis muchas maneras de colaborar y seguir apoyándonos para seguir cuidando de las personas en situación vulnerable.

 

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

WordPress Lightbox Plugin
Ir arriba