Las demencias: una pérdida en vida

El Alzheimer, como otros tipos de demencia, provoca una pérdida progresiva de la identidad de la persona. Por un lado se va perdiendo la capacidad de crear nuevos recuerdos y esto hace vivir la persona más anclada en el pasado que en las experiencias recientes que va viviendo.  Y de la otra los cambios de conducta como por ejemplo respuestas más agresivas o pérdida de las normas sociales. Todos estos cambios resultan muy angustiosos para los familiares.

Núria Bayarri | Neuropsicóloga

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

WordPress Lightbox Plugin
Ir arriba