​El ‘Ropero Solidario’ de Carrefour y Fundación Instituto San José beneficia a más de 5.000 personas en riesgo de exclusión

Viernes, 23 Febrero, 2018

Esta iniciativa solidaria ha beneficiado, durante 2017, a más de 5.000 personas que se suman a las 6.735 que habían podido acceder a esta ayuda durante los dos años anteriores.

Con el objetivo de minimizar el impacto económico que supone para las personas en situación de emergencia social la adquisición de estos artículos, Carrefour, a través de su división de Textil y de su Fundación, puso en marcha en el año 2014, de la mano de la Fundación Instituto San José, el proyecto ‘Ropero Solidario’. Una iniciativa que nació con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las familias en situación de vulnerabilidad a través de la entrega gratuita, entre otros, de ropa nueva, calzado, artículos de puericultura y demás enseres de uso habitual en cualquier hogar. Gracias a ello, Fundación Instituto San José pudo atender en los últimos tres años a un total de 11.735 personas a través de las diferentes organizaciones sociales con las que colabora.

El ‘Ropero Solidario’ es una de las diversas iniciativas en las que Carrefour colabora con la Fundación Instituto San José en beneficio de las personas en riesgo de exclusión social. En el año 2009 la Fundación Solidaridad Carrefour financió la creación de dos aulas multisensoriales de la que se benefician 154 personas con discapacidad intelectual; un recurso muy importante a la hora de desarrollar sus capacidades y potenciar su autonomía personal. Además, la compañía destinó distintos recursos económicos al programa de digitalización ‘Salta la Red’ dotando de equipos informáticos, tablets etc. las aulas en las que reciben clase más de 180 usuarios con el objetivo de trabajar la adquisición de competencias intelectuales, sociales y de comunicación.

Asimismo, los empleados de Carrefour también se han implicado en diversos programas sociales destinados a compartir experiencias con las personas con discapacidad intelectual y fomentar el conocimiento mutuo entre la compañía y la entidad.

Fuente: Fundación Instituto San José

Hechos que realmente importan