“Nadie vive en la calle porque quiere”

Miércoles, 9 Noviembre, 2016

La Casa Orlandai ha acogido la mesa redonda '¿Sinhogarismo en Sarrià? Cambiando miradas'. Un encuentro entre profesionales, voluntarios y residentes de Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona y el Centre d’Acollida Assís, dos entidades ubicadas en el barrio de Sarrià que trabajan en sinhogarismo.

Cerca de 50 personas han tenido la oportunidad de conocer de primera mano cuál es la situación de las personas sin hogar, cómo viven ellas mismas la situación y cómo lo perciben los voluntarios que diariamente las acompañan en la recuperación de su autonomía. En el encuentro ha quedado patente que las personas en situación de sin hogar deben ser partícipes en la toma de decisión de las cuestiones que les afectan.

Durante su intervención, Charo Sillero, Responsable del Centro Residencial de Inclusión Hort de la Vila, de Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona, ha hecho hincapié en que el sinhogarismo es una situación temporal a la que cualquier persona puede llegar; y en cómo las personas en esta situación son estigmatizadas socialmente. Con los datos en la mano, ha destacado que “nadie vive en la calle porque quiere”, pero que los recursos actuales no pueden dar solución a este problema cuyas causas son estructurales: insuficiente sistema jurídico-democrático, prácticamente inexistente bienestar social y relaciones de proximidad debilitadas. También ha hecho un apunte sobre la situación concreta de las mujeres en situación de sin hogar, doblemente vulnerables porque a la problemática de encontrarse sin hogar se les suma un elevado riesgo de sufrir acoso. Charo Sillero ha expuesto cómo hacer frente a la situación y atajar el sinhogarismo. Por una parte, reduciendo la pernocta en la calle, ampliando las plazas residenciales y la cartera de servicios que permitan un seguimiento estable al máximo número posible de personas y, a su vez, poniendo en marcha políticas preventivas para dar una respuesta rápida a las personas que empiezan en la situación de sinhogarismo y acompañar a las personas con trayectorias más largas en esta situación. Todo ello sin olvidar la necesidad de abordar el problema de la vivienda y trabajar reconociendo que ésta es un derecho.

Bajo esta perspectiva, Jesica Pizarro, trabajadora social del Centre d’Acollida Assís, ha destacado que los centros trabajan en la línea de que las personas en situación de sin hogar recuperen la autoestima y un alojamiento digno y estable. Las dos voluntarias participantes de la mesa, Patricia Ferrando y Teresa Santaliestra, han destacado que para romper estigmas y prejuicios es importante ver que las personas en situación de sin hogar son diferentes entre ellas. Lluïsa Fàbregas y Rafael Rodríguez, las dos personas en situación de sin hogar participantes de la mesa, han destacado la dureza de la situación y la necesidad del acompañamiento para recuperar su autoestima y favorecer el proceso de reinserción social y laboral. Rafael, además, ha destacado la necesidad de que las personas que padecen la situación participen en los procesos institucionales de toma de decisión.

La mesa redonda se ha organizado en los actos de conmemoración del Día Mundial de las Personas sin Hogar, el 21 de noviembre, junto a la exposición Ad Radicare i Enxarxa’t, que estará abierta al público en la casa Orlandai hasta el 19 de noviembre. Estos actos han sido organizados por Sant Joan de Déu Serveis Socials - Barcelona, con la colaboración de la Associació Cultural Casa Orlandai y el Centre d’Acollida Assís.

Hechos que realmente importan