Festival Cruïlla 2018, comprometido con San Juan de Dios

Miércoles, 20 Junio, 2018
Festival Cruïlla Barcelona

Este año, el festival barcelonés apuesta por hacer llegar la música más allá del Parc del Fòrum y se implica, de la mano de San Juan de Dios, para que la musicoteràpia mejore la vida de niños y niñas, personas mayores, con discapacidad, con trastorno mental o en curas paliativas.

Colabora añadiendo los 2€ a tu entrada o abono. Y, si ya la tienes, búscanos durante la celebración del Festival. Estaremos presentes con unas chapas solidarias del Cruïlla #LaMúsicaTransforma y te haremos participar de una acción para que los acompañes con tu aportación musical. ¡Explícanos qué es lo que te aporta la música! Búscanos en nuestro photocall del Cruïlla, hazte una foto o video y cuélgala en tu perfil de Instagram con la etiqueta #LaMúsicaTransforma mencionando @solidaridadSJD y #CruïllaÉsMés. Además de difundir el poder de la música, entrarás en el sorteo de dos abonos para el Cruïlla 2019 para dos personas.

Complementar la asistencia básica con terapias como la musicoterapia es una apuesta que hace San Juan de Dios para garantizar el cuidado integral de las personas con necesidades especiales que atienen porque entendemos la música como herramienta terapéutica.

La musicoterapia mejora las habilidades personales y sociales de estas personas, además de tener un gran poder evocador, favorecer la imaginación, mejorar el estado de ánimo, facilitar la relajación y promover una experiencia positiva de los sentidos, haciéndoles olvidarse de los problemas.

La asistencia básica generalmente no incluye este tipo de terapias complementarias, por ello, es muy importante la implicación ciudadana para financiar los programas de musicoterapia de los centros de San Juan de Dios.

Jack White, Pharrell Williams, Justice, Kygo, LP, Ben Howard, Bomba Estéreo, La Pegatina, Els Catarres, Joan Dausà, Ramon Mirabet o Blaumut son algunos de los artistas que nos harán bailar en el Festival Cruïlla 2018 que tendrá lugar del 12 al 14 de julio. Y es que el festival es una pequeña ciudad dentro de la ciudad de Barcelona. Allí no sólo hay música, también foodtrucks para comer, actividades paralelas, zonas de descanso…

 

 

Hechos que realmente importan