Activamos BIZUM, nueva forma de colaborar con Las Caras de la Vulnerabilidad

Lunes, 26 Octubre, 2020
Herramienta digital de tranferència instantánea, BIZUM, a favor de Sant Joan de Déu

La solidaridad no se detiene en tiempo de pandemia, por eso os lo queremos poner todavía más fácil con la herramienta digital de tranferencia instantánea, BIZUM.

Acabamos de activar el número de BIZUM 00939 de la Obra Social Sant Joan de Déu, a través del cual podrás hacer tu aportación económica a la campaña solidaria surgida a raíz de la COVID-19: Las Caras de la Vulnerabilidad.

Es una herramienta rápida y sencilla de hacer transferencias digitales. Solo necesitas un teléfono móvil y ponernos como destinatarios de tu donación. Con esta aportación estarás ayudando a la subcampaña del Parc Sanitari Sant Joan de Déu: No lo podemos permitir. ¿Esperas o Actúas? Una iniciativa solidaria que, desde el mes de mayo, apoya a todas las familias de la Red de Salud Mental que se encuentran en una situación de extrema fragilidad, debido a la pandemia. Más de 350 personas, entre ellas 60 menores de edad, ya han recibido vuestra solidaridad en forma de alimentos y productos de higiene, pero todavía hay muchas familias que nos necesitan.

Si no tienes BIZUM, recuerda que puedes entrar en la web de la campaña Las Caras de la Vulnerabilidad y hacer una aportación directa con tu tarjeta de crédito o Paypal o, si lo prefieres, crear una campaña propia invitando tus amistades, colegas del trabajo o familiares para conseguir un reto económico a favor de San Juan de Dios.

El coronavirus ha generado una situación de emergencia para toda la sociedad. Una crisis que pone en evidencia la fragilidad humana, especialmente la de las personas en situación de vulnerabilidad. Son las caras de la vulnerabilidad y en San Juan de Dios las cuidamos y acompañamos siempre para mejorar sus vidas a través de cubrir primeras necesidades, invertir en investigación y construir una nueva normalidad cuidando del bienestar emocional. Ahora más que nunca #NosGustaCuidar.

Nos gusta cuidar